No soy yo.

Dear Josephine

Ahora que todo está perdido  tengo que contarte sobre las cucarachas y las ratas. Todo venía de vos; salían de tus pesadillas a través de tus ojos cerrados durante la noche. Yo las combatía porque te amaba y en la mañana las cucarachas mutiladas y los pedazos sangrantes de las ratas; alguna de ellas aún vivas, recordarás; eran vergonzantes. Ahora que te mudaste, (porque odiabas mi casa por tus ratas y por tus cucarachas), las pesadillas te van a perseguir con el mismo horror y un desasosiego más profundo. 

Espero que esta carta aclare el muy probable desconcierto.

 

Besos,

Mike

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s