Sueño

 

Cuando era chico tenía una batata que se llamaba Flora. Yo le decía Genia, porque entendía todo. Se la pasaba acostada y cada vez que te miraba, tenía unos ojos acuosos y plácidos, te miraba con cara de realizada, cara de yo no tengo que ir a la escuela y nunca voy a hacer todo lo que tengas que hacer y todavía ni te imaginás, cuando termines la escuela. Yo la envidiaba pero la llenaba de mimos a la gorda, cada vez que la veía: la agarraba despatarrada en cualquier tramo de la estufa al patio y le acariciaba despacio la parte de abajo de la panza, rosada y tibia, y ella movía la cola lento, me tocaba apenas la rodilla. La panzotota no la tuvo siempre, le quedó de la vez que perdió el embarazo. Yo pensaba que le habían quedado adentro, en serio, porque quedó hecha una batata al plomo con panceta y queso crema, y por esa época más o menos yo era rubio y me teñí de negro, y después de eso ya fui castaño. Me pasaban seguido este tipo de magias.

oso

En el sueño yo tenía frío como ahora y la gorda estaba acostada en mi cama. Nos abrazábamos, me envolvía con sus patitas de Tiranosaurio Rex y una oreja de elefante me cubría un hombro. Yo le masajeaba una parte de atrás de la oreja que le hacía cerrar los ojos un segundo, dos, y me lamía, era nuestra caricia secreta. Entonces de tanto silencio sentí una incomodidad leve, sentí que tenía que decir o reafirmar algo, pero al mover la boca las palabras no me salieron, me faltaba volumen. La miré asustado, pero ella estaba con su cara de siempre: ya sabía que la quería, sabía que quería morderle cariñosamente la piel que le sobraba por todos lados y más abrazarla y más morderla, y se me abatató en el hombro y me respiró despacio, calentito, con esto me alcanza. Me acurruqué con ella pensando que quizás siempre podía hablarme la muy atorrante, pero elegía no hacerlo, y ahí nomás se quedó dormida, entendiendo todo, roncando un poquito.

 

Lucas Giayetto

Nos veamo, nos besemo

 

 

No sé para qué tengo esta esperanza,

Te juro

Pero nos veamo, nos besemo

Total…

Yo sé que estás huyendo de todo

 y está bien…

Pero nos veamo, nos besemo. Y listo.

Yo sé que conmigo un poco te olvidás

de que  tu vida no tiene sentido,

que las mañanas son un calvario

de entender que nada es tuyo

y que todo se te va…

Así que el plan es ese

Nos veamo, nos besemo.

Te juro,

yo entiendo tu drama-queen connection

Ok…

Pero nos veamo, nos besemo

porque conmigo te reís

porque soy un pavote

Y porque estoy para eso.

No pretendo otra cosa

que hacerte reír

y que nos veamo y nos besemo

Así que dejá el drama-queen bullshit afuera

en serio, acá no.

Dale, nos veamo

Y dejá que yo sea lo alucinante que soy:

Yo te bailo mientras cocino

y te canto medio a los gritos una de Donna Summer

y te cuento una de John Wayne que vi hace poco

y te llevo de las puntas de los dedos al sillón

y nos besemo.

rocket99

La mirada de los mil metros

 

 

Cuando era casi un nene

O casi un joven

Leí que los hombres que combaten

adquieren la mirada de los mil metros.

…cien guerras pelearía,

para llegar con los ojos a vos.

Para cubrir la distancia horrible

que no me deja ver tu huella en una playa

Ni tus manos en una taza de café

o tus labios en un pedazo de chocolate

Cargaría mil veces contra las baterías

Contra los kilómetros que nos separan

Pero no hay guerras suficientes

Estás a mil kilómetros

Me queda saber que de una forma triste estás en mi vida

Me queda imaginar todos los libros que podríamos compartir en silencio

Las películas que vería con una mano en tu estómago

y la otra adormecida bajo tu cuello

Sé que habría helados al atardecer

Y  que tendría tus pies en mi regazo

envueltos en medias gruesas y una frazada

en el invierno que no queremos que termine.

Estás a mil kilómetros

Y no está tan mal

Porque al menos estás en mi vida

De una forma lenta y dulce

que no se va a terminar nunca.

Estás lejos,

Ok…

Pero estás

Porque viste que están eso que están

pero es como si estuvieran en Marte.

Por eso te quiero a vos

Porque siento que puedo decir

“Scotty… beam up”

Y encontrarme con vos para tomar un café enorme

Para charlar mirando el sol en el otoño

la luna en el verano

Y la lluvia en el invierno.

Porque estás lejos

Pero estás.