Morir valientemente.

Un hombre debe ser capaz de cambiar pañales, planear una invasión, carnear un cerdo, gobernar un barco, diseñar un edificio, escribir un soneto, reducir una fractura, consolar a los moribundos, recibir órdenes, dar órdenes, resolver ecuaciones, abonar la tierra con estiércol, programar una computadora, cocinar una comida sabrosa, combatir con eficiencia, morir con gallardía.La especialización es para los insectos.

Robert Heinlein

 

Leia Skywalker va a box conmigo: esa circunstancia mínima y temporal acentúa también el abismo entre nosotros: me sabe alucinante y abomina de mí. En una  tarde desmadrada del verano del ´15 una tormenta nos conminó a trotar en el gimnasio y a mí ese claustro me fue insuficiente y agónico. “Vamos a correr abajo de la lluvia, pendeja maricona” le dije más para inquietarla que para motivarla ; “Andá vos cagón, que te hacés el grosso” me  dijo ella para ponerme en mi lugar. Me saqué la remera para que no se moje, pero era el gesto desafiante que todos creen que es; (y ridículo a los 45). Corrí por la San Juan en el aire tibio y el ruido de los truenos. En el Changomás la gente se refugiaba bajo la estructura, temerosa y yo corría como un semidiós, sudado y mojado. Sentí que brillaba, solo y temeroso pero valiente, como cuando se huye de un dolor extenso.

Volví chapoteando en los charcos más grandes de la calle:  “Sos un fantasma” me dijo Skywalker con el gesto de fastidio que podría poner su mamá. Y tiene razón.

Ayer también llovía; incluso el aire era cortante y hostil. Me saqué la remera y Leia Skywalker salió conmigo, casi sin decir nada. También vinieron Fesca y los Ninjas (shuriken required). Los relámpagos corrían transversalmente en el cielo oscuro y yo que me pongo místico me digo que estoy cumpliendo mi destino (que es tan bueno como cualquier otro).

Solo resta morir valientemente.

Armoured motherfucker Fast poem #4

 

 

…La misma armadura que uso para protegerme de tus ojos,

sirve para pelear con dragones, aliens, zombies y mutantes.

Al amor le  gusta eso: la paradoja, cierta justicia poética

y la posibilidad de destrozar a un tipo sin tocarlo.

Gracias a Dios por los Jetpacks,

para huír, desorganizadamente,

cuando la posición está perdida.

Y así, ( y solo así)

sigo siendo el peor hijo de puta del espacio.

jetpack armmoured motherfuecker