Fe

-Tío, Superman y los demás, existen?

– No…

– Pero vos crees…

-… si.

– No entiendo muy bien lo de que crees  si sabés que no existen.

-Que cosa no entendés. Yo, por ejemplo creo en Batman, fervientemente y sé que no existe.

-Pero qué, si vienen  los zombies, Batman nos va a salvar?

-No, en absoluto. Pero nos va a salvar la idea de Batman.

-Como!??

– La noción de qué es lo que haría Batman si los zombies vinieran: La posibilidad furiosa de creer que podemos ser como Batman. Eso nos va a salvar de los zombies: Creer.

-Ah…

bats2

.

.

.

Traducción

 

Otra vez, la leyenda popular creció alrededor del papel jugado por el regimiento de Krasinski. Se ha dicho que algunos oficiales que superaron a los Ulanos de Shwarzenberg y a los Dragones de Latour tomaron las lanzas de sus oponentes  y continuaron peleando como lanceros;  lo que apresuró al Coronel Krasinski en el pedido de introducción del arma como standard para su regimiento. Más tarde, en Shönbrunn, Krasinski ordenó al sargento Victor Roman que demostrara el uso de la lanza al emperador. Roman enfrentó en duelo a tres Dragones de la Guardia, desmontando a dos, y esto convenció a Napoleón para decretar las transformación del regimiento a Lanceros.

Napoleon`s Polish Lancers of the Imperial Guard.  (Osprey- Man at arms-440). Ronald Pawly. “The question of lances”

lancero 2

.

.

.

.

 

 

 

Robots.

Me pasé la vida dibujando  robots, que no es menos vano que conquistar el mundo. Y, me los pidió en fucsia y dorado y después me pidió que les ponga mariposas; que si lo piensan, es perfectamente sensato (secretamente temo que me pida que les ponga tacos altos y pulseras…)  Si yo tuviera que tripular un robot, lo haría violentamente, pero en fucsia (por ahí con un toque de negro); y le pondría libélulas, que es el bicho que más me gusta.

Y los dibujé también con mandíbulas de tiburón como los P-40 de la Segunda Guerra y fusiles de asalto copadísimos y quedó un mash up de Mechs con mucha actitud pero también “a kind of trendy”.  Y miren esto; se me acaba de ocurrir una idea maravillosa: estandartes. Banderas con mariposas, libélulas y vaquitas de San Antonio en los robots. Prometo.

La idea descabellada  es lo que te alimenta. Mis amigos que son unos simios como yo  (por eso son mis amigos) me hubiesen dicho “Hacelos en camo”; “Necesita más armas”; “¿Donde va el cuchillo?”.  Buscá taambién gente diferente a vos que es la que te cambia y te hace mejor.

Excepto si les gusta Arjona.